Cada persona, animal y vegetal, tiene un aura diferente, incluso a veces más de una capa de luz en la misma persona. Todos tenemos varias capas áuricas, porque el aura está dividida en siete estratos o capas relacionadas directamente con los siete chakras que ya conoces.

→ El Aura alrededor de objetos vivientes conscientes (personas, plantas …) cambia con el tiempo, algunas veces muy rápido, en cuestión de minutos.
→ El Aura alrededor de objetos como piedras, cristales, agua… es esencialmente fija.
 
Algunas serán de muchos colores, otras tal vez de un solo color, algunas serán como pequeñas luces sin brillo y otras serán grandes y brillantes.
Los colores e intensidad del aura, especialmente alrededor y sobre la cabeza tienen significados muy especiales.Viendo el aura de otra persona puedes realmente ver los pensamientos de la otra persona antes de que los escuches expresados verbalmente. Si no están de acuerdo con lo que esta persona esta diciendo, efectivamente ves una mentira todo el tiempo. Nadie puede mentir en frente de ti sin ser detectado. No podemos fingir el Aura.
Además, el aura es nuestra firma espiritual. Cuando ves a una persona con un aura brillante y limpia, puedes estar seguro de que esa persona es buena y espiritualmente avanzada, aún si ella es modesta y no es consciente de ello. Cuando ves una persona con una aura gris u oscura, puedes estar seguro de que tal persona tiene intenciones no claras. Es por eso que los niños tienen auras mucho más limpias y fuertes que la mayoría de los adultos.
Al ver nuestra aura o la de otras personas podemos conocer los pensamientos e intenciones antes de que se realicen.
Nuestra Aura siempre está en movimiento y en constante cambio. Su color y su energía cambian a la par con nuestras emociones, sentimientos, pensamientos y acciones. Un Aura vibrante proviene de un cuerpo sano, equilibrado y alegre. Un aura oscura o gris, por lo regular se manifiesta ante la angustia, el estrés o la enfermedad. Y tú puedes ver eso en su Aura.
El Aura además, tiene la cualidad de “contagiarse” a quienes están a tu alrededor. Esto es porque nuestras auras interactúan siempre con las demás auras. Es un intercambio de energía. Así que podemos influirnos unos a otros en nuestros campos áuricos. Si enviamos pensamientos de Amor incondicional a las personas puede que veas un cambio en su aura, tal vez más brillante. Si sientes que quieres hacerlo al ver el aura triste de alguna persona hazlo, pues el Amor es la mejor medicina que existe en el Universo. Recuerda que Todos Somos Uno.
 
Así que ya sabes que las auras nos cuentan cómo se sienten las personas en un momento dado, y que cambian de color y de forma casi continuamente. Hay que prestar mucha atención para ver esas formas y colores. Las auras nos dicen si alguien está triste, enfermo, feliz o enfadado. Los colores brillantes y claros te indicarán que una persona siente felicidad, amor, dicha, salud, confianza, alegría y paz. Los colores oscuros y opacos te dirán que esa persona siente tristeza, dolor, enfermedad, inseguridad… Si un color es muy fuerte como el rojo por ejemplo, quizás te indique que está enfadada.
 
Puedes ver las auras completas, como un huevo que envuelve a la persona, o quizás sólo veas la parte superior en la cabeza y hombros.
 
Al igual que a las personas, puedes enviar Amor y Paz al aura del Planeta Tierra, pues el planeta también posee su propio campo energético en el cual todos influimos con nuestros pensamientos y sentimientos.

 

VER EL AURA A OTRA PERSONA

1.- Busca una pared de color blanco, o si no lo puede ser, al menos procura que el color sea uniforme. Cuida que esté iluminada, pero no tanto que refleje la luz intensamente. Pide a una persona que se ponga de espaldas, pegado a la pared.
 
2.- Colócate a una distancia aproximada de un metro de la persona y escoge un punto para concentrar tu vista. El mejor punto es en medio de la frente, donde está nuestro Sexto Chakra o tercer ojo.
 
3.- Enfoca tu vista en ese punto de 30 a 60 segundos.
 
4.- Después de 30 segundos, analiza con tu visión periférica el alrededor SIN QUITAR TU VISTA DEL MISMO PUNTO. Mantén tu concentración y resiste la tentación de mirar a otro lado. Notarás que el fondo de la persona empieza a tornarse de un color distinto y con más brillo. A mayor concentración mejor visión.
 
Con práctica, podrás ver con facilidad el aura de otras personas con solo enfocar tu atención y tu vista al sexto chakra, en medio de la frente.
 
Ahora puedes practicar viendo el aura de tus amigos, de tu familia, de tus mascotas o de las plantas !!!

CÓMO VER TU PROPIA AURA

Ponte de pie aproximadamente 1.5 m en frente de un espejo de buen tamaño. Al principio es mejor si el fondo detrás de ti es blanco natural y no hay sombras. La iluminación debe ser muy suave y uniforme, no brillante. Sigue las mismas instrucciones de antes para ver el Aura.
Practica por lo menos 10-15 minutos cada día.