Ho’oponopono significa “corregir un error” o “hacer lo correcto”.

Nosotros creamos nuestra realidad, somos cocreadores y todo lo que vemos, experimentamos, toda la gente que nos rodea, todo lo que conforma nuestro mundo está ahí porque nosotros lo hemos creado, le hemos pedido que esté por alguna razón o motivo. Está ahí porque así se lo pedimos y así lo consienten… por consiguiente nosotros somos los responsables de lo que ocurre en nuestro mundo.

Hemos de aceptar que tenemos el 100% de responsabilidad en las cosas que ocurren.

Nuestra mente se compone de un Consciente, un Supraconsciente y un Subconsciente al que muchos identifican con el Niño Interior, Niño que posee la “llave de nuestra felicidad” y almacena en su poder información de todo lo acontecido en esta y otras vidas. Digo que tiene la llave de nuestra felicidad, porque hay muchas experiencias que las estamos fabricando pero no somos en realidad conscientes de ello, las está creando este niño o subconsciente partiendo de los datos que posee de experiencias antiguas.

El afán de este Niño es ser feliz, como cualquier otro niño en el mundo, él te ama y se identifica con tu ser físico. Como cualquier niño necesita que le prestes atención, le encanta que le mimes y necesita sentirse verdaderamente querido, valorado y protegido. Tenemos que llegar a comprender que la mente es perfecta pero no las memorias que contiene, los datos con los que trabaja y es ahí donde incide esta técnica, en la corrección de lo errado de esas memorias y datos, en la corrección de la visión y la creación de este Niño Interior que a toda costa intentará protegerte y hacer que le tomes en consideración, incluso usando el sabotaje de tus proyectos para conseguirlo si es necesario.

Tenemos que estar dispuestos a aceptar nuestra responsabilidad y también a un mismo tiempo aceptar la ayuda de la Divinidad, aceptar que es con esta ayuda con la que podremos sanar y ser sanados.

Para poder practicar esta técnica hay que conectar con nuestro Niño Interior y pedirle que se comunique con la Divinidad y le diga:”Divinidad limpia en mi lo que está contribuyendo a que aparezca este problema”Después hay que afirmar: Lo siento, perdóname, te amo, gracias.Al hacer esto estoy pidiendo a la Divinidad que cancele programas (memorias) en mí para que ellos sean cancelados también en las otras personas, estoy pidiendo sanar mi Niño Interior para sanarme a mi mismo y a los demás.

Traer paz y equilibrio de una manera simple y efectiva, mediante la limpieza mental y física y a través de un proceso de arrepentimiento, perdón y transmutación.

Ho’oponopono puede ser usado por todas las personas independientemente de su edad y cultura.

Cosas que podemos lograr con el Ho’oponopono:

  • Resolver problemas de una manera simple.
  • Soltar los problemas que te causan stress, enfermedad y desequilibrio.
  • Saber quien realmente eres y encontrar tu identidad a través de la introspección y sanarte tu mismo, a través de tu borrado de plantillas, miedos, etc.
  • Comunicarte y proteger a tu niño interior, que es tu subconsciente y es quien materializa las cosas en tu vida.
  • Conseguir paz interior y equilibrio mediante la purificación espiritual, mental y física.
  • Sanar y dejar partir memorias emocionales dolorosas sin tener que revivirlas.
  • Perdón y transmutación.

Si nosotros podemos aceptar que somos la suma total de todos los pensamientos pasados, emociones, palabras, hechos y acciones y que nuestras vidas presentes y elecciones están marcadas por este banco de memoria del pasado, entonces empezamos a ver como un proceso de corregir errores puede cambiar nuestras vidas, nuestras familias y nuestra comunidad.

Esta basada en solo estas tres peticiones:

  1.  Lo siento
  2. Por favor Perdóname
  3. Te amo

La impronta toma tres niveles:

  1. De mi hacia mi.
  2. De mi hacia otros
  3. De otros hacia mi.

 

“Si yo lo he creído, yo lo he creado” y he hecho una matriz o una plantilla, ahora debo borrarla.

Tenemos que borrar la matriz de la dualidad en mí que me causó tanto dolor por vivir en el ensayo y error. Entonces usemos la carga enèrgetica de estas palabras que se volveràn en nuestros mantras màs usados:

  • Lo siento.
  • Por favor perdòname.
  • Gracias.
  • Te amo.

Ho’oponopono en realidad es muy simple. Para los antiguos Hawaianos todos los problemas se reducen a un pensamiento. Pero tener un pensamiento no es en sí un problema. Entonces ¿cuál es el problema? El problema es que todos nuestros pensamientos están imbuidos de memorias dolorosas, memorias de personas, lugares y cosas.

Hay varias formas de Ho’oponopono para aliviarte a ti (o a alguien más) de cualquier cosa que tengas. Recuerda que lo que ves en otros está también en ti, por lo que la curación es una auto-curación. Nadie más tiene que hacer estos procesos sino tú.

Ésta es la oración que Morrnah (la creadora de este proceso) dijo para ayudar a aliviar cientos y miles de personas.

“Divino Creador, Padre, Madre, Hijo en uno … Si yo, mi familia, parientes y antepasados lo han ofendido a usted, su familia, parientes y antepasados en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el inicio de nuestra creación al presente, pedimos tu perdón … Que esto limpie, purifique, libere, corte todos los recuerdos negativos, bloques, energías y vibraciones que transmuten estas energías no deseadas a luz pura … y está hecho. “

La manera en que el Dr. Hew Len sana es primero diciendo “lo siento” y “por favor perdoname”. Dices eso para reconocer que algo –sin que sepas qué es- ha entrado a tu cuerpo/mente. No tienes idea de cómo llegó allí, pero no necesitas saberlo tampoco.

Por ejemplo si tienes depresión o tristeza, simplemente limpias el programa que lo causa. Al decir “lo siento” le dices a tu divinidad que tú quieres perdón dentro de ti por cualquier cosa que haya traído la depresión a ti. No le pides a la divinidad que te perdone, le pides que te ayude a perdonarte.

Después dices, “Te amo” y “Gracias”.

El “Te amo” cambia la energía de estar atorada a fluir. Te reconecta contigo, con tu esencia, tu divinidad. Como el estado Cero es de puro amor, y tiene cero limites, estás empezando a obtener ese estado al expresar amor. Cuando a esa frase le sigue un “Gracias” estás expresando gratitud por la oportunidad de sanar los programas que dañinos que hay en ti.