Basta simplemente con que esa persona entre en la habitación para que todo el ambiente cambie, se vuelve denso y te dan ganas de salir corriendo. Cada que hablas con esa persona te atrapa la tristeza, la tensión se apodera de ti o te sientes el ser humano más pequeño del mundo. El simple hecho de que se haga presente en una conversación o te contacte por un mensaje basta para detonarte un mal estar físico o emocional aparentemente inexplicable. A este tipo de personas se les denomina: PERSONAS TÓXICAS o VAMPIROS ENERGÉTICOS. Éste fenómeno se dá también en niños, el “bullying” es el término usado en la actualidad.

Son personas con un autoestima muy baja que con una programación mental donde suelen apelar a la manipulación y al chantaje para lograr sus objetivos en la mayoría de los casos igual de dañinos que sus acciones. Mienten constantemente con un ingenio mal encaminado, hablan mal de los demás y viven para “chismear” y juzgar la vida de los demás. Algunos de los patrones de conducta que tienen estas personas son:

  • Cuando sienten que no tienen poder sobre las demás personas, se desesperan actuando de manera muy dañina para sí mismos y los demás.
  • Están en un constante juego de duplicidad : Dos caras o más.
  • No confían en los demás.
  • Disimulan sus verdaderas intenciones.
  • Editan los hechos a su conveniencia y en la mayoría de los casos mienten.
  • En muchas áreas pueden mostrarse totalmente carismáticos y dulces y en otras áreas totalmente tiranos.
  • Buscan ser el centro de atención en todo momento, no soportan que alguien más reciba aplausos y cuando pasa menosprecian a la persona, a sus acciones y a sus sentimientos.
  • Logra que otros hagan su trabajo y responsabilidades por medio de manipulación y chantajes llevándose siempre todo el mérito.
  • Logran crear una dependecia de cualquier tipo en sus relaciones para “castigar”.
  • Apelan a los sentimientos de los demás para hacerlos sentir culpables y responsables de sus errores y consecuencias.
  • Se muestran como grandes amigos, pero actúan como espías.
  • Son personas que aunque llevan un patrón destructivo pueden ser impredecibles en los alcances de sus acciones.
  • Son extremadamente violentos  utilizando desde la violencia declarada(golpes, gritos, amenazas con dañar a los demás o así mismos, insultos,etc) Hasta violencia sutil (mentiras, chantajes, indirectas, maltratos,)
  • Nunca se comprometen realmente con nada ni nadie. Son evasivos.
  • No aceptan errores a menos que sea para conseguir algo a cambio o manipular.
  • Pueden llegar a mostrarse indefensos, débiles y hasta “tontos”.
  • Juegan con las necesidades de las personas, con sus fantasías y sentimientos.
  • Planifican constantemente sus acciones de manipulación o caen en el extremo de la impulsividad.
  • Usan las debilidades de los demás a su favor.
  • Pueden ser muy prepotentes y carecen de humildad.
  • Menosprecian todo aquello que no pueden tener.
  • Son personas obsesivas, compulsivas y extremadamente absorbentes.
  • No les importa el cómo sus acciones afectan a los demás, pueden destruir incluso familias.
  • Justifican sus actos con mentiras y con historias dramáticas (Tuve una infancia muy difícil, viví muchas carencias, me pegaban, etc)
  • Tienen conflictos en muchas áreas de su vida y tienen la facilidad de generarlo incluso con personas que no consideran “importantes” (meseros, señor de la tienda, recepcionistas, etc)
Éstas son sólo algunas de las características para identificar a éste tipo de personas, todos en alguna etapa de nuestras vidas nos hemos topado con una o varias personas tóxicas y sabemos que ésto representa un enorme desgaste físico, mental y emocional. Debemos de actuar si es que estamos conviviendo con una persona así, pues nos drenan nuestra energía si nosotros lo seguimos permitiendo.
Identifiquemos nuestra propia vulnerabilidad: Si es que caemos fácilmente en los chantajes o seguimos creyendo las mentiras aún sabiendo que lo son. La mejor herramienta para neutralizar a éste tipo de personajes es siendo HONESTOS con nosotros mismos y respondernos ¿Por qué aceptamos éste tipo de conductas? ¿Por qué no ponemos límites? ¿Qué esperamos para alejarnos? ¿Realmente mereces éste trato?
No busques rescatar o ayudar personas que simplemente no quieren ser ayudadas, puedes pagar un precio muy alto por querer hacerlo. Debes de cortar por lo sano, alejarte lo mayor posible, pues recuerda que son personas que lograran dañarte a ti y tu entorno con tal de lograr su cometido. Pon límites, no discutas con ellos, de ser necesario acude a la autoridad pertinente (jefe, policía, tutor, maestro, etc)
Tú, tu valor propio, tu integridad, tus sentimientos valen más que cualquier programa o patrón destructivo de alguien más. Si ya sabiendo esto, o estando consientes del la realidan sigues abriendo las puertas, los canales de comunicación o los medios a éste tipo de personas al matrato o la manipulación bajo cualquier motivo o pretexto , yo me pregunto:
¿Es tan poco lo que te amas a ti mismo/a?
Si aceptamos este tipo de comportamientos, los fomentamos. No es necesario ir en contra de ellos, simplemente a favor del respeto y de la paz .