“Amada presencia “Yo Soy” en este individuo, invoco tu poder consciente, tu perfección, tu sabiduría y tu inteligencia directiva a que hagas que todo se le ajuste y que reciba la paz y el descanso que tanto necesita. Yo Soy la presencia que manda y dirige que esto sea hecho ahora. Elévale su conciencia a la luz incandescente en la cual ella pueda ver y conocer el reposo y la belleza que son suyos por su propia creación y servicio”.