Primero págate a ti. Cada vez que recibas algún tipo de ingreso, ponte en primer lugar tú. Da prioridad a tus necesidades y cuidados. Esto no es egoísmo es amor propio y el Universo responde. La abnegación es una forma de automaltrato donde nos decimos constantemente “todo es más importante que tú”. Ámate y cuídate primero.
Namasté
Coach Claudia Hernández.